jueves, 5 de mayo de 2016

AL TRAPERO QUE CONOZCO

El trapero que conozco
no es el hombre del saco
de traje astroso.

No vocea por las calles
su precario comercio:
¡compro, compro, compro!

Se sienta a orillas del mismo arroyo
y pesca esto y lo otro.

El trapero que conozco,
no compra, no vende,
trueca pesca  por estima.

Mientras se desvanece.
ofrece, desnuda,
la vida de lo otros.
A cambio,
candela en mano,
busca su humanidad
entre la bruma del deseo.
Solo eso.


No hay comentarios: