miércoles, 26 de abril de 2017

POLÍTICOS DE LA GARDUÑA

Corruptos y corrompedores,
el fuego del dinero ajeno,
quema y va comiendo terreno
a las virtudes y pudores.

El que es político ratero
y cofrade de La Garduña,
primero mete la pezuña,
y, en el talego, el cuerpo entero.

sábado, 15 de abril de 2017

DEDICADO A DONALD TRUMP

Profeta de llantos en ciernes,
deja ya de querernos tanto,
tu amor por los otros da espanto
gobiernes para quien gobiernes

La madre de todas las bombas
retroalimenta el rencor.
Donde huele a pólvora hay dolor:
no es una murga de zambombas

La próxima bomba, follón,
te la metes por el ojete.
Muchos recuerdos a La Quete:
¡A la que te parió, mamón!

jueves, 13 de abril de 2017

MEMENTO MORI

Vida, observo cuando te alejas
el rastro de tu opalescencia.
Mas ¿No es acaso una advertencia
cuando clarean las orejas?

El médico le dice al sastre:
toma medidas del asunto
que, el relojero, a la hora en punto,
desajustará todo encastre.

Y, sea de pino o caoba,
el último corte de traje,
no se te arrugará en el viaje,
y, puesto, nadie te lo roba.

Esto es cuanto puedo decir.
Más allá del todo y la nada,
si acaso hubiera otra morada,
es "pa hartarse de dormir".

miércoles, 12 de abril de 2017

lunes, 10 de abril de 2017

SONETO PARA DESAHOGARME

De los quince a los veinticinco, verás
que no piensas otra cosa que en follar.
Cambiar el mundo para mejorar,
lo intentas; pero para follar más.

El poder, la avaricia son cadenas
que del cuello conducen a hombres lobos
a dejar de follar como bonobos
y a joder a todo el mundo como hienas.

Unos tienen lo que otros ven y quieren,
y así es como dan comienzo las guerras
desde cuando existimos recordados.

Hasta que de todo no se apoderen,
insaciables máquinas tragaperras,
no pararán de joder los malvados.




jueves, 6 de abril de 2017

MENOS ES NADA


Queridos amigos-as:

    Uno a uno nuestro legado es insignificante. Es leve como un inocente petardo y a la vez vital como lo son las proteínas para las células de un ser vivo.

     Entre todos, acumulamos energía, de siete en siete días, que en domingo explota como carcasa en fiesta nacional.

    Hombre-niño y niña-mujer se reencuentran, a solas, y se desperezan disueltos en un abrazo; sin vergüenza, descarados, mientras Venus en el cielo declina.

    Así amanece El Rastro: energético, quimérico, transitorio. Menos es nada.

Atentamente.