lunes, 9 de mayo de 2016

DE LOS SENTIDOS ATASCADOS



Los ojos me dolían
y aparté la vista.
Pude hacerlo.
De cómo y cuando
aún me acuerdo.
Dije basta.
Era domingo.
El Rastro.
Llevaba a cuestas
mis sentimientos.
Aunque era joven,
su peso me encorvaba
y al roce con mi pecho me escocian
Predispuesto,
escuché su murmullo,
olí su descaro,    
acarició mi sexo
comió mis sesos
y pensé:
soy feliz, dichoso estreno!.


Publicar un comentario