jueves, 22 de junio de 2017

EL RASTRO POR FANDANGOS


Mi primo, que cuando se acuerda de sus exangües correligionarios, se viene abajo - como las persianas- y se desgañita por fandangos.

El payo mucho bebía
Se ha dejao de beber.
El payo mucho bebía. 
De fumar y de toser
y también de padecer,
si alguna muela dolía

Y de pan duro su crú
De formol su sepultura
y de pan duro su crú.
Rebuscaba en la basura
a escuras, sin una lú,
una miaja de ternura.

Se murió en un hospital
Era tan probe, mu probe.
Se murió en un hospital.
Como no tenía nombre,
solo se pudo enterrar,
sus “tachines” en un sobre.

lunes, 19 de junio de 2017