miércoles, 28 de mayo de 2014

FUMO ERGO SUN

Saco el cigarro encendido
solapando la maniobra,
ya que dinero no sobra.
Por más que soy precavido
y que de matarme cuido

con este vicio malsano
que lacera los pulmones
y hasta seca los cojones,
dicho por mi cirujano,
que, cuando habla, no habla en vano.

Él está en mis pesadillas
y en mi eterno solivianto.
Si toso mucho me aguanto,
quiere abrirme las costillas
y matarme entrecomillas

para así morir matando.
Dejando aparte al galeno,
y el asunto del veneno,
como yo en mi cuerpo mando,
y fumo y follo pagando,

quien esté a la expectativa,
cuando del bolsillo saco
mi paquete de tabaco
e, inicie la tentativa,
le digo en definitiva,

con mis palabras someras:
tabaco di, pero ya no doy
porque ni quiero ser ni soy,
  a ver si esta vez te enteras,
un estanco sin fronteras.

Con mi dinero del ala
no fuma nadie de gorra
que si ese dinero se ahorra
y a cambio nada regala:
¡Que se fume la cigala!





viernes, 23 de mayo de 2014

SONETO EN MI BEMOL MENOR

Por la mañana, cuando me despierto
y reinicio bajo la protección
de un café y un cigarrillo, reparo
en el archivo donde están las copias

capturadas de mis queridos muertos.
Estáticos, no dicen nada. Soy yo
el que, conmovido, les interpelo:
¿Os debo algo? No quiero ser ingrato.

Vuestro legado hizo que yo os piense,
alargando, por un instante, vuestra
metafísica existencia. Agradezco 

la insistencia con la que deseáis
verme en el horizonte de sucesos;
pero, es que yo... nunca he sido puntual.

martes, 20 de mayo de 2014

SONETO DESAFINADO


Para Blas, el auténtico, aunque esté por duplicado
 

Le cuelgan los pellejos del pescuezo
y, desde la barbilla hasta la frente,
una gran arruga, multiplicada,
le invade el rostro donde desemboca

su escueto, breve y consumido cuerpo.
Cualquiera diría que es un prudente
anciano o la momia de Tutancamon.
Pero no, así es Blas, príncipe y lacayo.

Hombre-Rastro que se fuma los puros
de otros que ya nunca podrán hacerlo,
y se perfuma con vino suicida,

sin tregua ni medida. Él solo sabe
que nadie tiene el por qué saber nada:
intuye a donde irá directamente



miércoles, 14 de mayo de 2014

A LOS VÁTERES DEL RASTRO

Sócrates lo dejó hablado:
yo, ni de esto ni de aquello sé nada,
ahora bien, cuando veo una cagada,
digo que aquí se han cagado.

Qué es un váter, me pregunta?.
Es solo un lugar de encuentro
donde el bullate se apunta
para así cagarse dentro

¿Y no será que el profano,
del ambulante retrete,
no pone el freno de mano
cuando dispara el ojete?

Han dejado una gandinga
tal que boina de Vizcaya
¿será de señoritinga?
¡se han limpiado con la saya!

Hablando claro y sencillo,
si la mierda es generosa,
hay que usar el calzoncillo
cuando no hay más celulosa

Con perfume de lavanda
en atmósfera aceitosa,
Dalí no la hubiera pintado más blanda
ni tan plana, ni tan rubia y pegajosa

Hijo puta,  es que no atinas,
con lo grande que es el cráter?
¡Ni que hubieran concertinas
en la noble tapa el váter!

Al que por las pencas se va,
de vareta o cagalera,
no cagara o cagará,
si después se la comiera