jueves, 10 de enero de 2013

ABRAZAO A LA MISERIA

Marca blanca salerosa
que me sacas del apuro,
no porque seas graciosa
te doy coba, te lo juro.

Tú ya sabes que soy probo;
que soy fiel al "Hacendado";
que lo compro y no lo robo;
¿qué por qué estoy cabreado?

Porque me cago en tus muertos,
mortadela de aceitunas,
que no hay mayores entuertos
que incrementar las fortunas

con comidas para perros,
(que adoran los susodichos)
Ya salchichas de becerros
o cualquiera que otros bichos

Ni gatos ni perros sueltos
pululan por las aceras,
triturados y revueltos
se cuecen en las calderas

del demonio matachín.
La sal, a las carnes muertas,
es como el mago Merlín.
Ya lo sé, soy gilipuertas

Se me sube la tensión.
Casi me explota una arteria;
pero, es que estoy por devoción,
¡abrazao a la miseria!



No hay comentarios: