lunes, 17 de septiembre de 2012

LOS OJOS DE UN NIÑO

Cuando niños solo tenemos ojos
que miran a través del corazón.
De mayores vemos, con la razón,
que éramos minúsculos como piojos

y lejos de mirar con humildad
lo grande que es el mundo pa uno solo,
inflo el ego con avaricia  y dolo
por puro miedo a la caducidad.

La mirada de una mente madura,
con los ojos y el corazón de un niño,
me abrió la puerta que quedó atrancada,

mientras permanece uno en  la impostura,
hasta que con un inocente guiño,
di a la jodida deuda por zanjada
Publicar un comentario