domingo, 21 de octubre de 2012

El Vendedor


El vendedor extendió su mercancía sobre el duro asfalto
Voceó sin parar para que acudieran los necrófilos
Pero ese día solo acudió El Viejo Panderola
que vestía sus mejores prendas para la ocasión:
Levita negra y chistera
Los cipreses sempervirens desparraman al aire
un olor penetrante a resina
que lo corteja y le da la bienvenida a su estado natural    
Publicar un comentario