jueves, 6 de abril de 2017

MENOS ES NADA


Queridos amigos-as:

    Uno a uno nuestro legado es insignificante. Es leve como un inocente petardo y a la vez vital como lo son las proteínas para las células de un ser vivo.

     Entre todos, acumulamos energía, de siete en siete días, que en domingo explota como carcasa en fiesta nacional.

    Hombre-niño y niña-mujer se reencuentran, a solas, y se desperezan disueltos en un abrazo; sin vergüenza, descarados, mientras Venus en el cielo declina.

    Así amanece El Rastro: energético, quimérico, transitorio. Menos es nada.

Atentamente.
Publicar un comentario