martes, 10 de mayo de 2011

Para el Javi, que no le dio tiempo de hartarse de vivir

 Ambicioso quiero ser con el cálamo
 al unirme a este homenaje del Rastro 
                        y sus habitantes, pues, poetastro                         
soy, y el Rastro, el manantial donde mamo

la vida y once silabas por verso
para decir que por allí pasó,
el Javi, generoso, entrañable. Y yo,
que todo lo pio, maldigo el reverso

de la vida que me arma de impotencia.
Pues "a rienda suelta"  dice Manrique
que vivimos. "Como ríos que van al mar"

morimos: fe de la lírica y ciencia. 
¿Será tarde cuando por necio me aplique
a vivir humanamente y aflorar?


Publicar un comentario